lunes, 22 de febrero de 2016

Reciclar ropa: ideas de reciclaje para todos los gustos, habilidades y bolsillos



Son varias las Venusinas que me preguntan a menudo cómo podemos utilizar y re-utilizar las prendas que tenemos en nuestro guardarropas.
Si bien muchas adoran adquirir nuevas prendas y accesorios, el reciclar y modificar las prendas para darles un nuevo uso estilístico es siempre la opción más justa para nuestro medioambiente y para nuestro bolsillo.

Es por eso que, luego de pensar mucho sobre el tema, decidí aportarles en esta ocasión, unas cuantas ideas que pueden tener en cuenta para reformar, reutilizar y renovar el guardarropas, utilizando prendas que ya tenían, aprendiéndo a sacarles el mejor partido y de un modo accesible. Veamos algunas de las opciones...


Aquellas que tengan experiencia con la costura o les gusten las manualidades, pueden probar las siguientes opciones:




 

 Recortarle los hombros a una remera clásica: la sensual tendencia de mostrar los hombros, jamás pasará de moda. Por eso, si tenés experiencia o te animas a recortar un poquito una remera, podés reformar una prenda aburrida en una opción bastante más sexy.







 Hacer un vestido con foulards o pashminas de seda: muchas conocemos el viejo truco de convertir tres pashminas de seda en un sensual vestido de noche. 
Hay muchos modos creativos de hacerlo, pueden buscar videos en You Tube y las más valientes pueden probar diferentes combinaciones. 
Estos vestiditos jamás pasan de moda y son hermosos.





 Si te gusta mezclar estampados y tu estilo es bohemio, podes probar armar un patchwork en tus viejos jeans. 
¿Cómo hacerlo? muy sencillo: cosiendo o pegando retazos de diferentes telas en los jeans que desees modificar.





 Las más artísticas van a adorar esta propuesta: teñir los jeans viejos con diferentes tinturas especiales para tela que se compran en casi todos lados o realizarle dibujos con tus pinturas de artista creativa.
 Es muy divertido y liberador hacer esto y es el modo de tener una prenda única, que nadie más posee.





Si no adorás las manualidades, pero te atrevés a cortar, cambiar o transformar una prenda, podés probar las siguientes opciones:


 ¿Quien no cortó alguna vez un par de jeans viejos? si aún no lo hiciste, te lo recomiendo.
Podés probar diferentes largos, dejarlo con flecos si te gusta el estilo boho o doblarle la tela si te gusta más la estética prolija.






Los jeans rotosos jamás estuvieron tan de moda. 
Podés probar cortarles algunas partes, deshilacharlos, y agregarles flecos, entre otras opciones muy cancheras y sencillas de realizar.






 ¿Te aburre tu viejo sweater gris? 
probá agregándole mostacillas o lntejuelas en el cuello, que podés comprarlas en cualquier mercería cercana. Un detalle tan simple reforma totalmente una prenda.






¿Querés un chaleco de jean pero el presupuesto no te permite comprar uno? no te preocupes. Podes reformar tu antigua campera de jean, cortándole las mangas, convirtiendo una vieja chaqueta en un chaleco con mucha onda.





Las musculosas clásicas blancas podemos cortarlas y convertirlas en un crop top de un modo muy sencillo. Podés agregarle dobladillo a mano o simplente utilizarla sin emprolijar los bordes. 






Otro excelente modo de reformar prendas es agregándole apliques, tachas, bordados y demás detalles que no necesariamente hay que coser. Podés pegarlos a la tela y fijarlos con la plancha o simplemente pegarlos. 




 Aquellas que detestan las manualidades, pueden probar los siguientes trucos, sin necesidad de coser ni pegar nada, simplemente agregando detalles muy sencillos:


  
Una de mis opciones preferidas es conseguir uno de esos cuellos de piedras o bordados que se utilizan cómo collares sobre todas las prendas.
 Podés usarlo sobre camisas, camisetas y sweaters.






 Agregar un cinturón: nada tan sencillo y efectivo cómo agregar un cinturón que defina la figura y agregue estilo.




 Otra opción bastante económica es probar combinando las faldas con diversos tipos de medias o pantys. 
Es el modo ideal de jamás aburrirse de la falda y probar diversas opciones.





 Una excelente inversión es un buen foulard estampado en tus colores preferidos. 
Un detalle tan simple que le agrega color y diversión a cualquier outfit aburrido de tu guardarropas.





Otra opción muy encantadora es conseguir un retazo de tela o foulard en alguna tela que te guste y usarlo a modo de capa o kimono. 
Podés combinarlo con jeans, remeras, diversos sweaters y vestidos.







Invertir en una prenda muy especial: todas tenemos alguna prenda especial en el guardarropas, ya sea por su valor emotivo, por lo original que es  porque simplemente la adoramos. Conseguir una prenda de ese estilo es un genial incentivo para reutilizarla durante muchos años.





El más sencillo de los consejos pero igualmente de efectivo: combinar un color de esmalte que nos guste con nuestras prendas cotidianas. 
Un detalle tan simple cómo probar diversos tonos de maquillaje y de manicura, agrega cierta novedad a nuestro estilo cotidiano. 
Es divertido, trendy y podés combinarlo cómo más te guste.



Espero que les haya gustado ésta selección de ideas para reformar y reciclar prendas del guardarropas. 
Cómo verán, hay para todos los gustos, habilidades y bolsillos.

 

Las espero como siempre por Facebook y Pinterest

Saludos Venusinas!!!






Dani

No hay comentarios:

Publicar un comentario